Hablando con las personas que lo conocieron y vivieron si no todo al menos en parte y tuvieron la amabilidad de contárnoslo, sabemos que hace unos cuantos años a pesar de la pobreza en que vivían, las gentes del pueblo de Torneros de la Valdería ,se llevaban muy bien y trabajaban por mantener las tradiciones y actos culturales.

Entre estos actos culturales, podemos mencionar las obras de teatro representadas por los vecinos del pueblo, después de ensayar y ensayar, en el tiempo que les quedaba libre, después de venir bien cansados del campo.

Y otra de las tradiciones era que por promesa u ofrenda al Apóstol San Pedro (devoción muy arraigada en Torneros) se ofrecían a pagar la función religiosa que consistía en tener el rezo de vísperas el día antes de la fiesta de San Pedro por la tarde y la misa mayor el día de dicha fiesta en la que solían llevar unos Ramos de rosquillas colocadas en un aparato de madera apropiado para ello y adornado con bonitas cintas de colores, mantones de manila y lo mejor que se les ocurría de forma que quedara lo mas bello y atractivo posible.

Estos Ramos eran llevados por mozas jóvenes a la iglesia y al entrar iban cantando lo que llamaban el Ramo que consistía en unas largas canciones apropiadas para el momento. Estas canciones eran compuestas o discurridas por gentes del pueblo. Entre las personas que componían o escribían estos Ramos, hemos tenido la suerte de conocer y oír algunos versos de sus labios a la que le llamábamos Tía Peregrina una señora a quién se le daba muy bien componer estos versos y que hoy por desgracia ya no está entre nosotros.

Siempre he lamentado que estas canciones tan bellas que ella recitaba se perdieran; no sé si acaso sus hijos las tendrán copiadas y si así fuera les agradeceríamos nos las facilitasen para que no se perdieran en el olvido por que debían de ser muchas y es una lástima.

Otra cosa que hacían eran las Logas que eran unos versos que recitaba un joven o un señor que acompañaba a las mozas del Ramo y que recitaba antes de que ellas entraran en el templo y a continuación entraban ellas cantando el Ramo.

Acto seguido se celebraba la Misa Solemne y la Procesión en la que supongo irían las mozas con el bonito traje típico leonés delante de la imagen de San Pedro dándole todo esto una mayor solemnidad a la fiesta.

Una vez terminados los actos religiosos hacían unos estupendos bailes de jotas en la Plaza en los que participaban todos los vecinos y de los que solía ser el alma que los alegraba una señora que hoy ya no está con nosotros y se llamaba Guadalupe y que era una verdadera artista tocando la pandereta.

Después se iba a comer volviendo por la tarde a solazarse en el baile con gran alegría.

A continuación ponemos una Loga que llegó hasta nuestros días gracias a la gentileza y memoria de Antonio Morán de Luís (Cachule) y que la recitó él en el año 1944:

Licencia pido Señor
para entrar en vuestro templo
donde está el Caliz bendito
y el Divino Sacramento

Pidiendo por nuestras almas
y también por nuestros cuerpos
y también por nuestra España
la libreis de hombres perversos

Cuando en esta Cruz Sagrada
nos dijo que nos amemos
y los ricos a los pobres
nos tratan como un desprecio

Hay libertinos que dicen
dejadme a mí de esos cuentos
a misa que valla el cura
y esas beatas del pueblo

A mí eso no me hace falta
lo que yo quiero es dinero
comer bién y pasear
diversión al mismo tiempo

¿Que piensas tu pecador
que tu has de ser en muriendo?
¿piensas que has de descansar?
de al revés te saldrá el premio

Y si vas al Infierno
!Ay! te darán por comida
y por descanso de vida
un fuego por siempre eterno

!Oh! pensemos en la muerte
que muy cerca la tendremos
que nuestra vida es muy corta
eso ya lo estamos viendo

Porque no hay cosa mas triste
que una honda sepultura
alli se acaba el dinero
el orgullo y la hermosura

Por que no sabemos cuando será
el nuestro fallecimiento
si será hoy o mañana
o en este mismo momento

Y la muerte no repara
que seámos niños o ancianos
vendrá y nos cortará el hilo
sin tener nigún reparo

!Ay! Aquel día final
!Oh! que día tan tremendo
cuando Diós nos llame a cuentas
cuán temblarán nuestros cuerpos

Y nuestra pobrecita alma
¿en que apoyo la tendremos?
si a la derecha o izquierda
nosotros no lo sabemos

Cuando Diós abra aquel Libro
y nos tome nuestras cuentas
delante de todo el mundo
que será nuestra vergüenza

Cuando nos diga: Malditos
separaros de mi vera
derechos vais al Infierno
todos a mi mano izquierda

Solo perdono esas almas
que en mundo fueron buenas
que noche y día sufrieron
tantos dolores y afrentas

Adiós Apostol San Pedro
desde aquí me doy la vuelta
a buscar unas doncellas
que me han quedado a la puerta

Entrad doncellas entrad
con amor y sin recelo
a cantar las alabanzas
al Gran A póstol San Pedro
que hoy como es día de su Fiesta
lo tendremos bién contento

Pido a todos los presentes
que perdonen las mis faltas
que como soy un chaval
algún talento me falta

Echadnos la bendición
Oh señor cura del pueblo
nosotros la recibimos
de rodillas en el suelo.

Este Ramo que hoy sale a la luz después de muchos años se lo debemos y agradecemos a la gentileza de Eumenia Rodríguez Méndez:

Ramo al Apóstol San Pedro

Licencia Señor pedimos
para entrar en vuestro templo
donde está el Rey de la Gloria
y el Divino Sacramento.

Encerrado entre cristales
en traje de prisionero
acompañado del Padre
y los Ángeles del Cielo.

También se encuentra a su lado
el Penitente San Pedro
quién recibió del Señor
las llaves del Reino Eterno.

Delante de Vos estamos
Soberano Dios inmenso
a ofreceros el amor
de nuestro corazón tierno.

Para adoraros con fe
con reverencia y respeto
desde el trono del Señor
colmo de nuestro deseo.

Desde el trono del Señor
donde estáis por nuestro bien
con humildad os pedimos
que por nosotros roguéis.

Que roguéis por nuestras almas
y también por nuestros cuerpos
por nuestra España querida
que se encuentra pereciendo.

Las gentes enloquecidas
y ciegas por la pasión
marchan por sendas perdidas
olvidándose de Dios.

Vemos muertes repentinas
y morir sin Sacramentos
de nada nos asustamos
y a nada tenemos miedo.

Por que faltando el amor
y el temor al Dios Eterno
solo piensa el corazón
en rendirse al Dios dinero.

¿Y que será de nosotros?
delante del Juez Supremo
cuando nos ponga delante
tantas culpas que tenemos.

Allí ni padres ni hermanos
nadie nos dará el consuelo
nada mas las buenas obras
que cada uno llevemos.

Si son buenas que alegría
si malas que desconsuelo
pongamos de intercesor
al gran Apóstol San Pedro.

Y al Arcángel San Miguel
que alivie el alma en el peso
y nos dé la Gloria eterna
aunque no la merecemos.

Cuando en procesión triunfante
te llevemos por el pueblo
bendice nuestros hogares
y que seamos de tu Reino.

Los que han dado la limosna
para este Ramo de cera
el Señor los premiará
en los Cielos y en la tierra.

Y a todos nuestros vecinos
pedimos con humildad
que perdonen nuestras faltas
que es obra de caridad.

Los señores sacerdotes
que están de acompañamiento
de las puertas celestiales
también los hará herederos.

Echadnos la bendición
desde el Cielo Padre Eterno
nosotros la recibimos
de rodillas en el templo.

Y ahora todos unidos
los vecinos de Torneros
decimos con devoción
¡Viva el Apóstol San Pedro!

Manuel Garcia (Langreo - Asturias)